En algunas personas, sobre todo conforme avanza la edad, existen problemas de visión en distancias lejanas y cercanas al mismo tiempo. Esta es la función de las gafas progresivas, corregir los problemas visuales en distancias lejanas, cercanas e intermedias. Exactamente igual es cómo funcionan las lentillas progresivas.

 

Funcionamiento de las lentillas progresivas:

Las lentes de contacto progresivas, también denominadas multifocales, están formadas por diferentes puntos de enfoque distribuidos por toda la superficie. Esto permite que podamos enfocar de lejos, objetos cercanos y las distancias intermedias.

Igual que ocurre cuando usamos gafas progresivas por primera vez, necesitamos adaptarnos para saber donde enfocar según la distancia. Pero en breve, las ventajas de este tipo de lentillas te harán tu día a día más cómodo.

Ventajas de las lentillas progresivas:

  • Corrigen un espectro muy amplio: Entre -8 y +8.
  • Visión nítida en cualquier distancia: anteriormente, las distancias intermedias no eran nítidas y la visión era bifocal.
  • Hidratación continua: Las últimas tecnologías y fórmulas empleadas en su fabricación, permiten que el ojo esté constantemente hidratado evitando la sequedad y los problemas que esta puede ocasionar.
  • Máximo confort: para las personas que el uso de gafas diario le supone incomodidad por alguna razón, las lentillas son la mejor opción.

Al igual que el resto de tipologías de lentillas, las progresivas pueden ser de duración diaria, mensual o quincenal. En función a su uso, se recomiendan diarias (si no usamos todos los días) o mensuales (si el uso es habitual). Recuerda siempre cambiar de lentes en el momento adecuado para evitar problemas visuales.

Si nunca antes has usado estas lentes, te recomendamos que consultes con tu óptico para saber cómo funcionan las lentillas progresivas. En Óptica Costasol te regalamos las primeras para que pruebes y te adaptes sin ningún compromiso. También te ensañemos a colocártelas y algunos trucos para la adaptación.

Abrir chat